viernes, 4 de marzo de 2016

Taller de cocina del día a día en Flow Cooking + Sorteo 3er aniversario del blog



La última vez que estuve en Flow Cooking pude constatar un hecho.
Sí, interesan mucho los talleres de cocina internacional.
Sí, está de moda la cocina de vanguardia para sorprender a nuestros invitados.
Pero la cocina de todos los días, es más, la de cuchara, lo peta.


A fin de cuentas, es con lo que llenas tápers para ir al trabajo o a la universidad, con lo que planificas las compras semanales y con lo que das de comer a tus hijos/novios/padres/vecinos.





Que para quedar bien siempre hay tiempo, pero para batallar con las ollas mientras tienes que terminar un informe o plancharte la camisa, pues no. Y precisamente Mamen nos transmitió en su taller de cocina del día a día que se puede hacer todo esto y más en muy poco tiempo; ahora bien, precisa de sus truquis.



En la primera de las ediciones de este taller pudimos aprender a cocinar unas lentejas, un arroz caldoso, tortilla guisada e incluso un fantástico postre de aprovechamiento, la leche asada. Todo con recetas familiares y adaptaciones, pues si algo tiene la cocina casera es que no hay dos formas iguales de hacer un guisote.



Es importante, eso sí, saber por qué se hace cada cosa y en qué momento concreto, pues esto no sólo nos ayudará a solventar cualquier imprevisto en la cocina, sino que también nos ayudará a introducir las modificaciones que deseemos y hacer las recetas más nuestras, más auténticas.

Este fue el primero de muchos talleres de cocina del día a día que Mamen tiene previsto hacer, siempre enseñando preparaciones que muchos conocemos desde que éramos pequeños o que no hemos tenido la oportunidad de probar, ya que ocurre que no en todas las casas se tienen las mismas tradiciones. Tuvo muy buena acogida y se espera que en las siguientes ediciones el nivel de participación se mantenga; porque eso sí, no verás al personal tan implicado como en este tipo de talleres, todos quieren aprender lo básico, corregir vicios a la hora de usar un cuchillo o desbancar ideas y costumbres erróneas que han heredado en la cocina.

Sobre todo verás que es cocina de mercado, tirando muchísimo de otras preparaciones anteriores y del aprovechamiento; a fin de cuentas es la cocina casera de siempre.





El taller empezó con una tortilla en caldo, muy apropiada para esas tortillas que se quedan demasiado cuajadas y se convierten en armas arrojadizas. Por supuesto, en este caso la preparamos explícitamente para este fin, por lo que hay que tener ciertas consideraciones.



Lo primero, es preparar una tortilla hermosa y dejarla un punto sin cuajar, ya que como posteriormente va a llevar otra cocción tampoco queremos que se nos quede demasiado cuajada. Para dar la vuelta a una tortilla tan grande puedes emplear un "volteatortillas" o, como dijo uno de los alumnos, la tapa de una cacerola, de las que son planas. Ya ves que en este tipo de talleres la gente se suelta e interacciona más, porque todos tenemos algo que aportar.



Una vez reservada, hay que buscar una cacerola donde vaya a caber bien, pues al cocer engrosa por el caldo. En este caso con una mezcla de caldo y salsa de tomate caseros preparamos la base donde la tortilla se introduce.
También es importante cortarla para que se impregne bien de los jugos.



De forma paralela se prepara un majado con frutos secos (piñones, almendras), comino y otras especias, y también una yema de huevo para espesar la salsa. Este majado se incorpora al final para que no cuaje demasiado pronto.



Para ir ganando tiempo fuimos preparando también el postre, una espectacular leche asada que viene muy bien para aprovechar restos de pan o bollería que se han quedado secos.
Porque recuerda que la cocina del día a día es esto, aprovechar recursos para ahorrar; y muchas veces se sacan platos mejores que el original.

En este caso usamos unos restos de croissants de un taller anterior, que fueron derechos a hacer la cama de la leche asada en una olla con el fondo cubierto de caramelo casero. Esa es otra, no necesitas comprarte sofisticados moldes, estamos hablando de cocina batallera, rica y con mucha enjundia, pero a fin de cuentas no queremos que todo nos salga por un pico.



Con una mezcla de leche, azúcar, huevos batidos y algo que le alegre (que pueden ser especias, o puede ser ron), la leche asada se prepara tranquilamente en el horno mientras tú estás a otras cosas. Hay quien lo pone al baño María, pero no es imprescindible y además es fácil para un novato salpicarse de agua hirviendo durante el proceso.

Si la cocina casera no tuviera platos de cuchara, no sería tal, por eso a Mamen le pareció una buena idea preparar unas lentejas estofadas, ya que cada uno tiene una forma diferente de hacerlas.
Ella, por ejemplo, descubrió que con un hueso de lacón quedan muy sabrosas, así como si cuentas con el típico compango ahumado para prepararlas. Así las hice la última vez y prometo que eran una delicia pura, todo sabor.



Hay quien prepara un sofrito antes, como yo, luego incorpora las lentejas, cubre con agua y a cocer. Hay quien lo echa todo crudo y a la vez. Incluso encontrarás preferencias sobre remojarlas o cocerlas directamente.
El caso es que no hay dos ollas de lentejas iguales, a veces ni en la misma casa, puesto que yo por ejemplo soy de las que aprovechan las verduras que hay rondando por la nevera para que no se estropeen. También hay veces que le pongo comino, otras clavo,... así nunca me aburro de comer lentejas, aunque es un plato que de por sí me priva.

.
En función de si las remojaste anteriormente, si usas olla tradicional o rápida, las lentejas tienen diferentes tiempos de cocción. En este caso Mamen las hizo a la forma convencional, pero nos dijo que a veces las prepara en la olla exprés; porque no pienses que por ser cocina casera tiene que llevarte mucho tiempo y ser engorrosa. Lo bueno es que siempre puedes adaptar las recetas a tu tiempo y tus circunstancias.


Terminamos preparando un arroz, una de las preparaciones estrella de Mamen porque tiene mucha mano con los arroces.
Hay muchos trucos que es mejor que ella te cuente en sucesivos talleres, pero sin duda es más fundamental es el de la importancia del sofrito...
Cuando crees que el pollo está bien sofrito, le falta un poco más; y cuando le ves muy dorado, tú sigue que todavía le queda... Te prometo que con esta premisa sale bueno hasta un arroz con olla rápida.


También aquí nos fuimos turnando para remover el sofrito mientras Mamen nos contaba que ella suele ponerle romero al arroz (yo también lo hago, jeje!!) porque le da un gustazo increíble.
Nos habló también de los tipos de arroz, de la importancia de usar azafrán de la tierra o de las proporciones de líquido y grano en función del tipo de plato a preparar.
Consejos básicos que valen su peso en oro.


Al finalizar el taller pudimos degustar todas nuestras preparaciones con las que salimos más que satisfechos y no sólo por el estómago, sino por todo lo aprendido y lo que disfrutamos aprendiendo de Mamen.
Aquí tienes nuestro trabajo:

Tortilla en caldo


Lentejas estofadas


Arroz caldoso de pollo

Leche asada
 Así que si piensas que lo sabes todo en la cocina o por el contrario no eres capaz de hacerte un huevo frito, te recomiendo que asistas a estos talleres de cocina del día a día. Siempre hay cosas nuevas que no sabías y que podrás usar en tu cocina.


Aprovechando esta entrada, quiero realizar un sorteo por el tercer aniversario del blog, que a finales de febrero se cumplieron tres años desde que empecé esta locura y que tanto me está dando a muchos niveles (Atención, parte sentimentaloide incoming).

Os tengo que agradecer un año más que me leáis o no, pero que sea desde la sinceridad. Yo no compro seguidores ni me los invento, los que estáis aquí es porque os debe de interesar algo de lo que hago: o cómo escribo, o mis recetas o mis fotos. O simplemente me cotilleáis y punto, yo qué sé.
El caso es que yo con esto he ido siempre por delante y no me quiero hacer un hueco en el starsystem de los blogs gastronómicos si no es porque lo valgo; no me gustan los andresismos, que se aprovechen de mí o hacerlo yo con otras personas. Que si sois pocos, que seáis bien avenidos; que si merezco más seguidores, ya irán llegando.

El blog lo empecé por mi gusto por la cocina y ha terminado siendo un hobby donde puedo dar rienda suelta a la tecla; además gracias a esta afición he descubierto que me gusta la fotografía y que bueno, no soy una joya, pero me voy defendiendo.

No se me dará tan mal cuando a finales del año pasado Silvia de Amigastronómicas apostó por mí para colaborar en su blog. Ayudo a Mamen con las crónicas de los cursos a los que voy, siempre encantada de prestar mi blog para que conozcáis FlowCooking. Más trabajo y más satisfacción, pero sobre todo kilos de reconocimiento. Me gusta pensar que mi esfuerzo está siendo recompensado.
Aunque no fuera así, el blog también me ha dado grandes amistades, me ha permitido conocer más lugares y abrir mi mente a nuevas experiencias gastronómicas. Lo siento, pero el que se base en mis estadísticas para decir que salgo perdiendo en esta aventura, se equivoca.

Por eso me gusta tener detalles con vosotros, y también sirve para que el boca a boca me dé a conocer a quienes no lo hacen ya; y cuento en este sorteo con Black Pepper & Co que tan bien me sirve y me aconseja acerca de especias. Entre los dos hemos preparado un lote de productos representativos de su tienda y también algunas novedades, a saber:

- Mafalde traídos de Italia. Auténtica pasta de trigo duro.
- Lenteja verdina ecológica, muy suave e ideal para ensaladas.
- Bayas de canela, el sabor que dejan es fresco y potente. Si eres adicto a la canela, no debes perdértelo.
- Pimienta roja de Kampot, proveniente de Camboya y de la que dicen que es el equilibrio entre la pimienta blanca y la negra.
- Té negro "caffe latte", porque también tienen cafés en grano, pero este té me ha parecido muy original y su aroma no te dejará indiferente.
- Vadouvan o curry francés, un imprescindible en la cocina de Chuka, Nakeima,... Koketo tiene recetas muy interesantes con esta mezcla de especias.
- Scotch bonnet, un chile caribeño con hasta 350.000 uds. en la escala Scoville del picante.

Para ello, lo único que tenéis que hacer es rellenar el formulario que encontraréis más abajo y seguir la cuenta de Facebook de Black Pepper & Co, que ya que se lo curra tanto merece una recompensa.

Condiciones:
- Envíos a territorio español exclusivamente (sí, también islas, Ceuta y Melilla. Esta ronda la pago yo).
- El sorteo termina el 18 de marzo (viernes) a las 23:59, por lo que cualquier participación posterior no entrará en el sorteo.
- Los datos obtenidos, completamente confidenciales, servirán para realizar el sorteo mediante la página www.sortea2.com
- Se publicará el ganador por las redes sociales de las que dispongo (Facebook, Twitter, Instagram) a lo largo del día 19 de Marzo.
- Tras cinco días naturales de la publicación del resultado, si no consigo ponerme en contacto con el ganador, repetiré el sorteo.
- Por supuesto, como es mi blog y me lo f***** cuando quiero, me reservo el derecho a acogerme a "perdón, m'he equivocat" de haber algún problema durante el desarrollo del sorteo.

Suerte y gracias ^^


Edito la entrada para cerrar el sorteo definitivamente y anunciar el ganador. Bueno, estos fueron los participantes:



Y aquí está la ganadora. Enhorabuena!! Me voy a poner en contacto a la de ya contigo por el correo facilitado para mandarte tu premio.



Muchas gracias a todos por vuestra paciencia y por confiar en mí, estas semanas estoy dejando el blog un poco abandonado por cuestiones familiares, pero en cuanto me sea posible lo retomaré si cabe con más fuerza que antes.

3 comentarios :

  1. Gracias María, por el sorteo y por la entrada fantástica, dan ganas de ir a probar todos los platos!!!

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por estos años y a por muchos más!!! Muchas gracias por el sorteo, estaré en Madrid unos días y ya tenía previsto hacerles una visita, adoro las especias!!!
    Besotessss

    ResponderEliminar
  3. Ohh pensé que me había apuntado,, felicidades por la entrada y al ganador,, xDD

    ResponderEliminar