viernes, 8 de enero de 2016

Tortitas de taza (mi receta para gente sin báscula de cocina)

No falla, eh.


Al menos una vez al mes, en esta casa se comen tortitas. Se comen como acto social cuando viene alguien a casa, se preparan para una tarde de cine o de juegos... la última vez, de hecho, fue el reclamo para que Elen y Pablo nos ayudasen con un puzzle enorme; aunque creo que el puzzle en sí ya era lo bastante llamativo xD


Y es que son muy agradecidas porque se hacen en un tris. Además, Álex y yo nos repartimos la tarea: yo hago la masa y él forma las tortitas; así que no me lo tengáis en cuenta cuando explico más abajo cómo cocinarlas porque el experto es él...

Ya las hago a ojo, la verdad. Les tengo pillado el punto que me gusta y sé cómo de densa tiene que estar la masa para que nos salgan bien (que aquí el que está a las sartenes me recrimina cuando la masa está muy líquida). La receta original viene del 1080 "Recetas de Cocina", pero como digo, al final termino haciendo un poco lo que me brota. Yo, por ejemplo, no le pongo grasa en la masa, sólo en la sartén y al principio.
No deben de salir muy malas porque no es la primera vez que me piden la receta, por eso he pensado en subirla al blog, pese a que es una receta bastante "sin más" y que no creo que Internet necesite más recetas de tortitas. Pero ahí va.


Digo que las hago a ojo, sí, pero de algo me ayudo para tomar los ingredientes: una taza, de las tipo mug. Si eres alérgico a los pesos y medidas, o si no tienes báscula de cocina, esta receta te puede venir bien; es muy práctica para esos findes en casa rural donde las cocinas tienen cuatro cosas y cada una de su padre y de su madre, no lleva mucha complicación y puedes acompañarlas con mil cosas.

En este caso, aprovechando que la masa es densa y se hincha bien, he puesto dentro de la masa unas rodajitas de plátano, que con la nata y el dulce de leche casero iban a casar de lujo; obviamente tú le puedes poner (o no) lo que quieras: desde pepitas de chocolate, frutos rojos, trozos de toffee,..


Si tienes una taza, tienes tortitas para merendar, ¿te animas?

Ah... el juego que ves en las fotos es el Mixmo, y la taza es de Superbritánico.


Para unas 6 tortitas, necesitarás:
- 1 taza y media de harina de trigo común
- 1 taza de leche
- 2 cucharadas de azúcar
- 1 huevo
- Media cucharadita de impulsor químico (o un poquito más si las quieres bien hinchadotas)
- Esencia de vainilla

En un bol incorpora todos los ingredientes y bate con unas varillas hasta dejar una masa homogénea ,tirando a densa. No pasa nada si queda algún grumo de harina porque al hacer las tortitas se deshará.


Calienta una sartén o una plancha (en las eléctricas salen perfectas) y pincela ligeramente la superficie con aceite. A fuego medio, añade un cucharón de masa y extiende con el mismo cucharón para darle la forma redonda, con cierta rapidez. La masa es muy densa, por lo que si esperas a que por la gravedad coja forma te encontrarás con que toma color de forma desigual, ya que habrá partes que habrán estado más tiempo en contacto con la sartén. Tampoco la extiendas mucho, la gracia de estas tortitas es que queden gruesas, ya que así puedes incorporar fruta que quedará embebida en la masa.


Las tortitas se dan la vuelta cuando los bordes están bien definidos y empiezan a aparecer burbujas en la superficie. Con una espátula podrás hacerlo sin mayor problema. Termina de cocer el otro lado y déjalas en un plato conforme las haces. 

Sirve con tus acompañamientos favoritos (nata, sirope, miel, zumo de limón y azúcar -sorprendente, pero sí, tremendo-) y una buena bebida calentica.

1 comentario :

  1. Viva Simone! Lo de la fruta into la masa no se me había ocurrido. Guay!

    ResponderEliminar