viernes, 31 de julio de 2015

Fideos con habas tiernas

Reconozco que con esta receta me lo he tomado con mucha pachorra.


He ido publicando otras antes y ahora me arrepiento. ¿Por qué? Pues porque la temporada de habas frescas es muy corta, y es una lástima desperdiciar este plato con unas habas congeladas o en conserva; aunque ojo, que he probado algunas habitas en aceite que están de lujo... pero con lo que yo soy para tomar productos en su mejor momento, como que pica un poco.

Estas habas vinieron a finales de mayo de la huerta de Lola, en Escopete (Guadalajara), y a falta de alguien que le pudiera dar provecho, qué mejor que yo, pensó mi suegra. Allí las cosas llevan siempre un mes y pico de retraso con respecto a los mercados debido al clima.

Acertó sin duda, pues con esta receta comimos un par de días y quedamos bien ahítos; y es que el poder saciante y nutritivo de las legumbres no debería verse empañado por ser "comida de pobre" o no ser carne. Son alimentos con alta carga de proteínas, además de contener vitaminas del complejo B, minerales y fibra.

Y no me vengas con que no saben a nada o peor, que amargan: bien tratadas, las habas pueden ser una delicia, tanto el fruto como la vaina, que también han sido motivo de salteados, revueltos y otras preparaciones.

Si son muy nuevas y no llevan mucho tiempo recolectadas en principio no tendrían por qué amargar, pero eso se soluciona escaldando unos minutos haba y vaina para que con ese enjuague se vaya el amargor.

Trátalas bien, respeta sus tiempos de cocción, y tendrás una alternativa sana y sabrosa para esos lunes sin carne, esas comidas donde ya el calor empieza a hacer estragos y no te apetece meterte mucho entre fogones.


Para 4 personas, necesitarás:
- 150g de habas (frescas o en conserva)
- 1 litro de caldo de verduras
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- 1 diente de ajo
-  Media cebolla picada
-  Medio pimiento verde picado
- 250g de fideos del calibre nº4 (gorditos, pero sin acanaladura)
- Sal y pimienta

Empieza sofriendo en el aceite indicado el ajo, la cebolla y el pimiento verde bien picados, a ser posible en una olla baja pero con buen diámetro o una sartén amplia. Como extra, si las habas vienen en conserva de aceite (y esas suelen ser buenas) puedes usarlo para hacer el sofrito.
Dora bien la verdura e incorpora las habas limpias, y dale un par de vueltas, subiendo el fuego para que las habas cojan colorcillo.

Ahora incorpora los fideos para que se recubran con la grasa, y tras un par de vueltas, añade el caldo. Deja al chupchup, suave, sin menearlo unos 10-12 minutos: en ese tiempo las habas estarán tiernas y los fideos al dente.


Tanto misterio para un plato en 20 minutos...

4 comentarios :

  1. Una comida sanísima que como bien dices debemos valorarla aún más pues no es tan necesario comer tanta carne.
    Feliz fin de semana y besos!

    ResponderEliminar
  2. Una comida sanísima que como bien dices debemos valorarla aún más pues no es tan necesario comer tanta carne.
    Feliz fin de semana y besos!

    ResponderEliminar
  3. Qué pintaza, creo que no voy a poder esperar a la próxima temporada para hacerlas

    ResponderEliminar
  4. Hola!! pues si ahora las habas ya tiene que ser en bote conservadas en aceite, yo compro unas que me gustan bastante y resultan bien, pero como las frescas no hay color. Apuntado queda la combinación con fideos se me hace muy buena, beso!

    ResponderEliminar