viernes, 27 de febrero de 2015

Tosta de Brie con agridulce de piña y papaya

Buenobuenobueno...

¿Creías que me había olvidado? En la fanpeich había propuesto que con los tres primeros ingredientes propuestos haría una receta.


Pues con la piña, la papaya y el queso Brie no me ha salido una receta, sino dos :D

La primera es muy sencillita, de esas que me da un poco de cosica colgar; pero bueno, tuneando la fruta se puede hacer algo muy apañado.


Si piensas que con dos frutas y un queso no se puede hacer un plato salado, NEIN!
¿Acaso no ves los #desayunosdeprincesa de Itzi/Miotraella? Ella suele tomarse pan bien tostadito con algún queso potente y alguna fruta de temporada para empezar el día. Yo tomé uno de ellos y doy fe que sabe cómo combinarlos, así que este es mi intento de hacer algo similar. ¿Homenaje? No se me da tan bien.

Tanto la piña como la papaya tienen fama de ser muy buenas en dietas depurativas y quemagrasas, y no seré yo quien diga lo contrario. Sólo te pido que uses fruta natural y de buena calidad, ya que la piña en almíbar lleva mucho azúcar y no tiene nada que ver; y la papaya como te salga sosa... es que no vale la pena.

Empecé probando esta receta con un buen Brie, el que viene de la región francesa de Meaux. Está tremendo si tienes oportunidad de probarlo, pero es demasiado fuerte para esto; a veces lo mejor en absoluto no tiene por qué ser lo mejor al combinarlo... Al final con uno de un euro la cuña ha quedado muchísimo mejor; no enmascara la fruta y se equilibra a la perfección.

Y claro, qué te voy a decir yo del pan: pues que uses uno bueno!!


Para cuatro tostas necesitarás:
- 4 lonchas de queso Brie
- 4 rebanadas de pan
- 1 cebolleta pequeña
- 100g de piña fresca
- 150g de papaya fresca
- 1 cucharada de miel
- 10ml de vinagre balsámico
- 40ml de agua
- Sal y pimienta

Lo primero es trocear la fruta, picar muy finamente la cebolleta y dejar macerando todo en una mezcla de vinagre, agua, miel y sal durante al menos una noche en la nevera. Así tomará sabor pero no se quedará blandurria.

Tuesta el pan hasta que esté churruscante y coloca una loncha fina de queso sobre ella para que se derrita, si no fuera así podrías darle un empujoncito con el microondas.

Añade por encima la fruta y espolvorea con pimienta negra recién molida y a zampar.


3 comentarios :

  1. Apuntada la idea, Maria, me ha gustado este peazo desayuno, que yo igual le meto otra fruta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya me dirás el resultado! :D

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar