miércoles, 10 de septiembre de 2014

Hamburguesas de lentejas con salsa de yogur y alcaparras

¡Ganas tenía yo de escribir esta entrada, oye!

Y es que tras ver un par de recetas, la del Comidista y la de los chicos de No más - de mamá, me he lanzado a hacer mi propia hamburguesa de lentejas.

Pensarás... "María, mira que eres raruna, habiendo carne para qué te pones a trastear con lentejas". Pues todo viene porque en un par de semanas voy a ir a una barbacoa, y me sé de una chica que es vegetariana y encima celiaca, así que la pobre algo tendrá que comer. Y también tenía ganas de trastear con las lentejas :P

También me he propuesto un día a la semana restringir el consumo de carne o pescado, muy del estilo "lunes sin carne" que Paul McCartney. Es algo que no cuesta si te lo sabes plantear bien, comes estupendamente y encima contribuyes a mantener el planeta ^^


¿Y se nota que son de lentejas? Pues no te voy a engañar, se nota. Si te gusta el rollito falafel y tal, te encantarán, pero todavía no he comprobado si se deja comer entre carnívoros estrictos.
Lo que sí te puedo decir es que quedan muy jugosas, y más con la salsa de yogur y alcaparras, que aunque ya estemos en septiembre el calor sigue dando coletazos, y este tipo de salsas refrescan mogollón.

¿Pero las lentejas, de bote? pues bueno, yo no soy muy fan, y aparte mientras las cocía aproveché el vapor para cocinar unos brotes de brécol. Se hacen solas, en media hora larga ya están cocidas... Y así aprovechas para preparar la salsa, que también tiene su tiempo de preparación.

En cualquier caso, con lentejas de bote te ahorras tiempo y si las enjuagas bien, no creo que tengas problemas en preparar las hamburguesas con ellas.

Seguro que piensas que te quedas con hambre, ¿verdad?; pues a ver, tal como lo he planteado en la receta queda una comida ligera o una cena más que correcta. Si quieres meterle más enjundia, añádele el pan de hamburguesa, algo más de verde, queso,... y ya me cuentas.
Yo en mi caso lo acompañé con una ensalada de tomates negros del huerto del pueblo, una verdadera pasada; aguantan muchísimo y saben dulces como ellos solos.


Y la salsa te va a gustar, ya verás. 
Podría haberla hecho con yogur griego y ahorrarme el colado, pero así consigues la misma consistencia sin llevar tanta grasa... y eso interesa, ¿verdad? 
Es una salsa que vas a querer usar en carnes, en bocatas, como dip con un poco de pan,... un verdadero vicio.
Si no tuvieras alcaparras, puedes picar un pepinillo agridulce muy finamente: la textura de los tropezones será algo más crujiente, eso sí.

¿Te apuntas? pues no necesitas mucho salvo un aro metálico si eres tiquismiquis con la forma, y un buen alijo de especias...

Ingredientes para dos hamburguesas:
- 100g de lenteja pardina cruda, o como 250g de lenteja cocida y escurrida
- 1 huevo mediano (el mío es de gallinas felices)
- 1 cucharada de Maicena
- Media cucharada de pimentón dulce
- Media cucharada de curry
- Unos granos de hinojo (opcional)
- Una pizca de comino molido
- Una pizca de pimienta negra
- Sal al gusto

Para la salsa:
- 1 yogur natural
- 1 cucharada de alcaparras
- Unas gotas de zumo de limón
- 1 cucharada de aceite de oliva virgen
- Medio (o uno si eres muy valiente) diente de ajo muy bien picado
- Sal al gusto

Empieza vertiendo el yogur en un colador sobre un bol para que recoja el suero y quede más denso. Si vas a cocer las lentejas, empieza por aquí para que en el tiempo de cocer y enfriar suelte la mayor cantidad de líquido posible; si no es así, deja como mínimo media hora, en cualquiera de los dos casos dentro de la nevera.

Para cocer las lentejas usa abundante agua con sal a fuego medio, yo le pongo unos granos de hinojo porque ya se sabe que las legumbres son muy puñeteras en la digestión, y el hinojo es una especia que aparte de dar muy buen sabor actúa como carminativo, impidiendo que los gases molesten. Con 30-40 minutos según las lentejas estarán cocidas (las mías con 40 minutos ya empezaban a perder textura). 
Por supuesto, también puedes cocerlas ya remojadas del día anterior, que tardarán la mitad, o con olla exprés. Yo con las lentejas no me apaño más que con la forma tradicional...

Una vez cocidas, escurre bien y que no te importen las semillas de hinojo si es que te gusta encontrártelas, como a mí.

Ya frías, o bien ya enjuagadas del bote, puedes mezclarlas con el resto de ingredientes, teniendo cuidado especialmente con la Maicena para que no haga grumos. Aquí si quieres, puedes parar el proceso en la nevera para terminarlas cuando haya que comer ^^

Para freírlas sólo necesitas una sartén con unas gotas de aceite de oliva, y si quieres, un aro para que queden más monas.

Sólo hay que dividir la mitad de la mezcla para hacer las hamburguesas por tandas a fuego medio; al principio te va a parecer una plasta que no toma forma, pero en cuanto empiezan a cuajar se vuelven más manejables. 
Unos minutos por cada lado bastarán para que queden hechas. Si usas un aro no olvides lubricarlo con aceite, porque la mezcla se pega bastante y aún así al darle la vuelta hay que ayudar a que baje con el dorso de una cuchara.

Para rematar la salsa, sólo hay que picar las alcaparras, añadírselas al yogur colado junto con el ajo, el aceite y la sal y remover enérgicamente para emulsionarlo.

Y tan ricamente ^^

2 comentarios :

  1. Me parece muy interesante, si que me gustarían pues nunca he probado unas hamburguesas de legumbres, y además de lo más sano, me van mucho este tipo de comidas. Gracias por la receta me ha gustado mucho. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Una receta muy curiosa, nunca había visto hamburguesas de lentejas, curioso!!

    Un beso

    ResponderEliminar