viernes, 1 de agosto de 2014

Helado de queso manchego con membrillo

Parece que ya he entrado en vereda y que, cuando tendría que descansar y tomarme unas blogovacaciones, como muchos hacen (también se lo han ganado, todo hay que decirlo), es cuando más activa voy a estar.
De todos modos, yo en la carrera era muy fan de dejarme asignaturas para septiembre y estudiar en verano, así que con el blog parece que estoy haciendo lo mismo, jejeje.

También es cierto que las vacaciones en Chiclana me han dado muchas ideas, de hecho esta receta lleva como inspiración el helado de membrillo que tomamos en Vejer de la Frontera.



No me voy a colgar todas las medallas, porque la base del helado la tengo gracias a Iván y su helado de zanahoria, otro de los que tengo pendientes por hacer. Además, me ayudó mucho aconsejándome sobre qué edulcorante añadir a la masa.
A mi modo de ver, tenía todo lo que necesitaba, pero variando las proporciones: un puré de fruta, queso... ¡y no lleva huevo! Que no es porque vaya a llevar más o menos grasa, que llevando todo el queso que lleva, va bien servido; me parece interesante echar al mundo otro helado más sin huevo ni gluten, genial para los intolerantes que conozco. Y al no estar pasteurizado como los helados comerciales, hasta más seguro.

Para mí, la prueba de fuego era Álex, un verdadero fan del queso con membrillo. Cuando me dijo que sabía "a lo que tiene que saber", supe que había dado con la receta. No ha sido fácil, la verdad; tenía miedo que por llevar demasiado queso supiera a ganchitos. De todos modos, abajo dejo apuntadas las cantidades por si quieres variarlas para hacer el sabor del queso más presente.

La difícil tarea de fotografiar helados en verano...


Ingredientes para 1 litro de helado:
- 200ml de nata líquida para montar (mínimo 37% M.G.)
- 200g de queso crema
- 100+50ml de leche
- 4 cucharadas de miel (la mía era de romero, y no te creas, no es nada estridente)
- 125g de queso manchego de oveja (en mi caso 50g de queso curado y 75g de semicurado)
- 400g de membrillo
- 1 cucharada rasa de maicena

Recuerda meter el cubilete de la heladera en el congelador 24h antes de mantecar el helado como mínimo.

En un cazo, calienta la nata, 100 ml de leche y el queso crema hasta que quede una crema líquida, siempre a fuego lento.
Ralla entonces el queso manchego y añádelo al cazo para que se integre bien en la crema. Hasta aquí podría ser una salsa de pasta estupenda :P

Cuando ya esté el queso bien integrado, incorpora el membrillo a trozos, que por efecto del calor se terminará disolviendo. Termina endulzando la mezcla con la miel.

Ya sólo queda disolver la maicena en los 50 ml de leche restantes e incorporarlo al cazo. Lleva a ebullición y cuando esto ocurra, aparta del fuego y deja enfriar; lo suyo es que pase en la nevera 12 horas.

Una vez frío, y con la heladera a punto, puedes proceder a mantecarlo.



Si no tuvieras heladera, siempre queda la opción de enfriar y meter la mezcla en el congelador, moviendo con unas varillas cada hora para romper los cristalitos de hielo, hasta obtener la textura adecuada.

Particulamente, noto que el sabor a queso se acentúa cuando no está demasiado frío, en el momento de salir de la heladera, o si lo has tenido en el congelador, cuando ya empieza a derretirse. Y es cuando más se disfruta ^^




6 comentarios :

  1. Genial la receta!!! Y estoy segura que os habrá gustado mucho porque desde que lo hice el año pasado está en mi lista de favoritos!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno María! En mi casa somos mucho de queso con membrillo, mi madre suele comprar Idiazábal y es el que más nos gusta. Tiene que ser sorprendente la potencia de estos dos sabores en un helado y además muy diferente así fresco. La verdad es que no me molestaría probarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con Idiazábal tiene que estar de muerte lenta, porque es un queso con mucha personalidad. Quiero probar a hacer algún postre con él, la verdad.

      Besotes!

      Eliminar
  3. Muy buenas! espero que pronto esté en mi lista de helados pendientes, (por el momento este año estoy off de tomar helados) en casa somos de membrillos y queso hasta la saciedad, y seguro que nos gusta este helado, me lo imagino por eso... una delicia ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gusta! Ahora, alimenta mucho jejejejje

      Eliminar