miércoles, 15 de enero de 2014

Tarta de limón de Rosi (la mejor del mundo mundial)

TARTA DE LIMÓN
·         1 bote de La Lechera de los grandes (740 gr. creo)
·       1 paquete y medio de galletas María de cualquier marca, lo importante es que sea la María normal no dorada ni nada de eso... y me refiero a que de los cuatro paquetes que suele tener una caja se usa un paquete y medio.
·         Una malla de limones, que suele tener como 700 grs.
·         6 huevos
·         Unos 100 gr. de mantequilla mantequilla, no margarina.
·         Un chorrito de vino dulce, tipo Moscatel, Pedro Ximenez, Oporto...


Se trituran las galletas María muy finamente, yo lo hago en el molinillo de café y me quedan hechas un polvito súper fino...

Se ponen en un cuenco y se les añade la mantequilla derretida, para derretir la mantequilla hay que ponerla en un cazo separada del fuego o en el micro pero tener cuidado de que no llegue a hervir. La cantidad que pongo de mantequilla es aproximada hay que tener cuidado no tiene que quedar una pasta líquida, sino más bien recia.

Se trabaja la galleta molida con la mantequilla y se añade el chorrito de vino dulce, hasta que la pasta esté lista, con esta pasta se forra un molde desmontable de tamaño standard (como un plato más o menos), se forra CON LA MANO, la única forma de que quede bien, primero los lados, se va poniendo la pasta y dándole la forma del molde con la mano y luego el fondo, no hace falta que quede una capa demasiado gorda, pero sí que forre totalmente el molde, dejar como medio centímetro del borde de arriba sin forrar.

Si no se ha hecho antes... encender el horno, no muy fuerte, sobre 150º.
En otro cuenco más grandecito se pone la leche condensada La Lechera. Se cogen los 6 huevos y se separan las yemas de las claras, pero ojo poner 3 claras en un plato o cuenco para luego montarlas a punto de nieve, las otras tres no sirven para la tarta, las usáis para otra cosa :)))) Según las vais separando echar las yemas en la leche condensada y mezclar con una espátula o batidor de los de mano, de varillas, NO HAY QUE BATIR SÓLO MEZCLAR.

Rallar la cáscara de un limón sobre la mezcla de leche condensada y yemas de huevo.
Mientras hacéis esto y si el horno ya está caliente poner el molde forrado de galleta en el horno pero MUCHO CUIDADO, SÓLO PARA QUE SE HAGA UN POQUITO, SI SE OS QUEMA TENÉIS QUE VOLVER A EMPEZAR JAJJAJA

Exprimir todos los limones incluido el que se había rallado y añadir el zumo POCO A POCO en la mezcla de leche condensada, yemas de huevo y ralladura de limón, moviendo con la batidora de varillas despacio...
Echar la mezcla en el molde forrado de galleta y medio cocido y poner en el horno, más o menos unos 15 minutos, tenéis que ver que la mezcla se ha cocido, vamos que no está como cuando la pusisteis pero procurar que no se haga demasiado, en cuanto veáis por arriba como si se quisiera dorar hay que sacarla.
En esos 15 minutos mientras se hace la tarta MONTAR LAS TRES CLARAS A PUNTO DE NIEVE, yo lo hago a mané de toda la vida, pero es igual si sabéis hacerlo con la batidora, el caso es que estén a punto de nieve, ¡ah! cuando estén montadas echar azúcar a las claras, pero no antes de montarlas, al menos 3 ó 4 CUCHARAS GRANDES de azúcar y seguir montando un poquito más.

Sacar la tarta del horno, pero no apagarlo, adornar la tarta con las claras a punto de nieve, yo echo una capa gruesa que cubre toda la tarta y luego voy echando porciones encima y haciendo "montañitas" :))) pero se puede hacer como se quiera, por supuesto, espolvorear un poquito de azúcar por encima, porque al dorarse se queda más bonita.
Volver a poner la tarta en el horno y cuidado, porque las claras se doran enseguida.
Si el horno es de convección, es decir de los que tienen aire caliente que se mueve por todo el horno, pues fenomenal, porque os quedará divina y toda por igual, NO HACE FALTA GRATINAR LAS CLARAS, si es eléctrico convencional tenéis que ponerlo imagino en la parte de abajo y lo que no sé es si las claras se os harán con lo de abajo o tendréis que poner algo lo de arriba...


¡Y YA ESTÁ!!! Cuando esté fría pero sin meter en el frigo la desmoldáis y luego ya la metéis en el frigo. 


No eras mi tía, pero yo siempre te consideré de mi familia.

10 comentarios :

  1. No he podido leer toda la receta... pero si recuerdo el sabor del resultado ¡¡¡mmmm!!! Un beso Maria. Fanny.

    ResponderEliminar
  2. Era el sabor (y el olor) de los cumpleaños en vuestra casa. Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene por qué dejar de serlo... y me parece una manera preciosa de recordarla.

      Eliminar
  3. Pues como siempre te creo si dices que es la mejor del mundo mundial habrá que probarla. Muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí y la familia de mi novio lo es. Yo ya he visto recetas similares, pero por la carga emocional que conlleva, esta tarta de limón es y será siempre la mejor del mundo mundial :)

      Eliminar
  4. hola!!! que buena tiene que ser... en mi mente esta la idea, y con leche condensada ya me pirra, habrá que intentar algún día a ver que .... gracias por la receta!
    besos

    ResponderEliminar
  5. Las tartas hechas desde el corazón siempre son las mejores del mundo mundial porque tienen el aroma del cariño con que están hechas... estas tartas siempre triunfan!!!
    Estoy segura que esta bomba de limón es toda una delicia.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Raquel. La verdad que es así, y esta tarta por la tradición que tiene se ha hecho un hueco importante en mi recetario.

      Besos

      Eliminar