viernes, 19 de abril de 2013

Tallarines con salsa Venus

Itzi se va a Roma, y me está dando mucha envidia...

Hace un par de años estuve allí en verano, y supe que iba a volver. No sé cuándo, pero tengo que volver, es una pasada. Ya no sólo por la cantidad de cosas que ver (al final llegas a Madrid y te asomas a cualquier zanja por inercia, pensando que vas a ver una ruina clásica), sino por la cantidad de cosas para comer. Turismo gastronómico, oh, sí...

Lo importante, evitar trampas para turistas, a saber:
- Camareros que te asaltan por la calle para que vayas a su restaurante.
- Menús multilingües.
- Menús "typical".
- Restaurantes llenos de guiris, sin lugareños a la vista. Nuestro truco era buscar los restaurantes donde los romanos comieran, igual que pasa con los chinos donde comen chinos, no falla.

Que siempre hay excepciones a la regla, pero nosotros con estas pistas no salimos defraudados de ningún sitio. Que ya no es sólo por la comida, también es por el precio, se nota una barbaridad. Si te lo curras en Roma, puedes comer bien por cuatro perras.

Me hice una lista de platos que tenía que probar: Saltimbocca, pasta con salsa pesto, el tartufo de Tre Scalini, la mejor pizza del mundo mundial, gnocchi, el café,... Y ninguno me defraudó.


Hay una receta de pasta que no sé si de verdad tendrá origen italiano o gallinablanquiano, que es por lo que la conozco, pero he buscado recetas y al final la he adaptado un poco a mi gusto. La salsa Venus está hecha a base de nata y almendra molida; muy suave y original. Va muy bien con la pasta larga, porque la almendra densifica la salsa y se adhiere a la pasta. Para darle un poco de consistencia, un pelín de concentrado de carne le va de lujo.

Para 2 personas, necesitarás:
- 200 ml de nata ligera.
- 50 g de almendra molida.
- Un par de golpes de pimienta, mejor si es blanca.
- Media cebolla picada.
- Una cucharada de aceite.
- Nuez moscada al gusto.
- Media cucharadita de concentrado de carne (tipo Bovril)
- Queso parmesano rallado, como 20 g.
- 150 g de tallarines.
- sal.


Cuece la pasta en abundante agua caliente con sal. Procura que la pasta no espere a la salsa.
En una cucharada de aceite, sofríe la cebolla a fuego lento; cuando esté transparente añade la nata, el concentrado de carne y las especias, y deja que espese un poco (como 5 minutos). Deslíe la almendra molida, removiendo bien para evitar los grumos y ajusta de sal. Si ves que espesa mucho, puedes añadir un poco de leche.

Cuando vayas a mezclar la salsa con la pasta, añade el queso parmesano rallado para que también se mezcle con el conjunto.

Sirve enseguida, esta salsa tiene que tomarse recién hecha para que no se modifique la textura.

3 comentarios :

  1. Madre mia, xD cuántos sobres de tortellini con salsa venus me habré zumbado de adolescente. Diliciosos con todo su glutamato monosódico! XDD

    ResponderEliminar
  2. Es la magdalena de Proust de nuestra pubertad xD

    ResponderEliminar
  3. Por qué dejarían de venderlos?? Estaban increíbles

    ResponderEliminar