jueves, 21 de febrero de 2013

Te tienes que hacer un blog

"Hazte un blog", me dice Itzi de Miotraella; "a ti se te iba a dar bien".

Yo, que soy aprendiz de todo y maestra en nada, al principio pienso "naaah, lo cojo con ganas y me dura dos meses la tontería".
Pues el caso es que ya estoy picada, y me sorprendo muchas veces pensando en la primera entrada que escribiría; si sería una receta, dulce o salada, o simplemente una pirada de pinza.

Que sea de lo segundo.

No me dedico a la cocina más que por la necesidad de comer, y también por diversión: no sé si haciéndolo de forma profesional iba a gustarme de la misma forma. Tengo la teoría de que, aunque sólo vayas a hacerte un filete con patatas, hasta para eso hay que poner un mínimo de dedicación; no soporto el comer por llenar la barriga y en consecuencia, el cocinar para tal fin.

Así que la idea que quiero llevar en todas las entradas es la de, sin complicarse y hacer que reniegues de la cocina como si de una mala resaca se tratase (que sabes que luego vuelves a caer), disfrutar a lo largo de todo el proceso, y eso llega hasta la sobremesa.

Dejo que repitas postre ;)

No hay comentarios :

Publicar un comentario